Archivos para julio 2008

EL CURA VOLADOR

julio 30, 2008

Ayer vi Superagente 86 y me acordé del cura volador. Por si no lo recuerdan, era un sacerdote brasileño con ínfulas de James Bond que decidió echarse a volar con un millar de globos de helio, allá por abril de este año. Se ve que en Brasil, donde las fabelas, al tipo le sobraba tiempo para pensar en tonterías. De modo que soltó amarras creyendo que los ángeles le guiarían. A mitad de trayecto, se convenció de que…mmm… era mejor recurrir al GPS. Pero había un problema…en tierra se olvidó de preguntar  cómo funcionaba el aparatito. La conversación  por móvil entre el sacerdote, ascendiendo hasta la estratosfera, y los servicios de emergencia tuvo que ser de traca. Las últimas noticias indican que el parroco ya ha llegado al reino de Dios, que es este sitio de aquí abajo tan colorido.

Lo bueno que tenemos los humanos es que muchos tomamos medidas para nuestra autoeliminación.  Es lo que Darwin llamaba selección natural. Aún no se ha estudiado mucho, pero estoy seguro que debe haber un gen que se activa cuando detecta que su portador es demasiado estupido. Y entonces le incita a que se extinga por sus propios medios. Una mañana, el individuo se levanta preguntándose: ¿Qué pasaría si me pusiera mil globos de helio?…Y cuatro meses más tarde tenemos la respuesta.

SECUESTRADO

julio 30, 2008

Como en una peli de terror, mi blog decidió separarse de mí mismo hace un par de semanas. Quizás quería perderme de vista, pero el caso es que se lanzó a navegar él solito, sin reconocerme como padre del invento. Se volvió desmemoriado, y ya me veía en una versión cibernética de El hijo de la novia. No me dejaba escribir, lo que llegué a interpretar como una de esas señales simbólicas que preconiza el tunante de Paulo Coelho.  Lo curioso de todo esto es que la gente me ha visitado más cuando no escribía, cuando intelectualmente estaba atado de pies y manos. Ha sido como ver tu funeral y no poder animar a los dolientes.

Lo peor es la dependencia que acabamos teniendo de la tecnología, y las emociones que estos cacharros nos provocan. Parece increíble que cuatro cables y un trozo de sílice nos causen ansiedad, pero así somos.

RADIOACTIVO

julio 16, 2008

 

 

 

 

 

 

 

El mundo es un lugar raro. No hablo del periódico, claro. Hace años, uno encontraba sentido a las cosas con solo echar un vistazo a las portadas de los diarios. Estaba el bloque occidental, el bloque del Este y luego Georgie Dann. Pero ahora se juega contra pronostico. Ayer se hundió una inmobiliaria y hoy sube la bolsa. ¿Alguien lo entiende? Un empleado de la central nuclear de Ascó llevó una partícula radioactiva en un zapato.  A algunos les sorprende. A mí, no. Soy de Algeciras, una ciudad que está entre dos aguas: las del Mediterráneo y las aguas fecales. Así que lo de Ascó me parece normal, lógico incluso. Sabiendo como hacemos las cosas en España, lo raro es que el empleado no se llevara a la partícula de copas.

ALI EL COMICO

julio 14, 2008

Pensando en gente a la que le ha tocado comerse marrones, me he acordado de este señor: Alí el Cómico. El portavoz del gobierno iraquí al que le tocó decir de manera muy convencida cosas como “estamos barriendo a los américanos” o “les estamos infringiendo una dura derrota”. Solo de ponerme en la piel de este hombre me entra una risita nerviosa. Le recuerdo saliendo cada día a la palestra, con su ración de optimismo y mentirijillas, con su inglés de Opening, y lo que es más dificil: aguantando la risa (en algún plano incluso se le nota).  Creo que Alí el Cómico es un gran personaje, un pobre tipo en una encrucijada histórica, tratando de convencernos de que algo increíble estaba teniendo lugar. Y lo que es mejor, sin imágenes de apoyo, sin victorias. Era su verbo contra la CNN. Algún día tendremos que hacer una peli sobre esta especie de Borat.

LA CRISIS

julio 9, 2008

Le contaba por mail a Hamed, un amigo en Afganistán, que en España estamos muy preocupados con la crisis. Le conté que este año solo íbamos a crecer un 1% por ciento. Le dije que algunas familias tendrían que reducir  sus vacaciones varios días. Y me dijo:

-¡Qué suerte! ¡Aún os quedan familias! 

Le expliqué también que  algunos jóvenes estaban muy agobiados porque con su sueldo no podían comprarse un piso de 100 metros cuadrados, salir de marcha, cenar en un japo, ir a conciertos como el Rock in Rio, hacer cuatro o cinco escapadas al año a casas rurales, comprarse un Ipod o un par de zapatillas caras. Y me dijo:

-¡Ah! ¿Pero necesitan un par de zapatillas? ¿Es que no tenéis cojos como aquí?

Como vi que estaba en plan tocapelotas, le dije que debería aprender el significado de la palabra empatía. Y le añadí nuestra preocupación por la salud de Amy Winehouse, una cantante que ha intentado suicidarse. Y me dijo:

-En Afganistán la gente no piensa en suicidarse. Nos pasamos el día tratando de salvar el pellejo.

La verdad es que su actitud ya me pareció fría cuando, hace unos meses, me confesó que tampoco estaba preocupado por la ausencia de Raúl en la selección. Qué tío.

BERRAQUITO COMO TÚ

julio 8, 2008

Hace unos meses hablábamos del presidente de la FIA, este campeón de la lujuría que fue sorprendido montándose una orgía con estética nazi en su piso de Londres. Ahora Mosley admite haber participado en esa fiesta, pero niega que la cosa tuviera connotaciones hitlerianas. Por si no os disteis cuenta, las chicas en realidad iban vestidas como los Teletubbies Dipsy, Lala, Tinki-winki y Po.  Pura inocencia.

El asunto es divertido, porque se mezclan dos temas que están mal vistos: putas y nazismo.  Ante semejante marrón, Mosley ha terminado por admitir su adicción putera. Un hobbie que, al fin y al cabo, le hace simpático y humano entre la clientela de los bares, que es la que flipa con eso de los motores, la velocidad y las marchas. Yo lo digo siempre: dar vueltas en un circuíto lo hace cualquiera. Lo dificil con un coche es aparcar.

Después de saber que en la orgía le acompañaban 5 señoritas, podemos decir que Mosley es a las prostitutas lo que Falete a los bollos. El terror. En Amsterdam, los clientes del barrio rojo le gritaban: “¡Deja algo para los demás!

Lo curioso es que, hace 70 años, cualquier prohombre de negocios habría dicho con orgullo: soy nazi, pero putero… jamás. El propio padre de Mosley, por ejemplo.

DICHOS POPULARES ITALIANOS

julio 5, 2008

 

 

 

 

 

 

 

 

“El doctor me dijo:

-Abandone sus preocupaciones.

Y yo le contesté:

-Mire, mis preocupaciones ya las he abandonado. Son ellas las que me siguen”