EL CHÉ GUEVARA

El otro día comprendí que hay mucha gente que se merece una película. Gente que de verdad ha cambiado nuestro mundo. Gente que ha logrado que millones de personas vivan con dignidad. Os hablo, claro, del fundador de IKEA.

Su nombre es Ingvar Kamprad, pero su rostro no sale en las camisetas de los perroflautas. Sin pegar un solo tiro, sustituyó la fea estantería de conglomerado, el vaso naranja de Duralex y el mítico cuadro del ciervo por la estantería Billy y el planificador de armarios Hemmes.

Gracias a este señor, los mileuristas han podido amueblar sus minipisos. Y no solo eso, el bueno de Ingvar ha conseguido que millones de personas lleguen a pensar que en realidad viven en un sitio cool. Que se puede ser pobre, pero solo de cuenta corriente hacia dentro. Sin subirse a un tanque, sin ondear una bandera roja, solo con un arma minúscula: una llave con forma de L. “Dadme una llave con forma de L y cambiaré el mundo”.

Por encima de Luther King, Lincoln o Fidel Castro, el hombre que fundó IKEA llevó a cabo la única revolución posible: la de los precios. Ya lo dice la publicidad: para república independiente, la de tu casa.

 A mí me ha parecido enternecedor el esfuerzo del Ché, y mientras veía la peli me imaginaba al bueno de Ingvar en la misma época, en su estudio, pensando en la forma de que millones de personas tuvieran acceso a muebles, mantas, cocinas y sillones baratos. Y mientras al Ché lo abatían a tiros, él inauguraba su primera gran superficie y ganaba su primer millón.

La verdadera pregunta es ¿quién ha hecho más por nuestro mundo, Ernesto Guevara o este señor sueco?

Explore posts in the same categories: Actualidad

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

7 comentarios en “EL CHÉ GUEVARA”


  1. discrepo abiertamente.
    Un hombre que se ha hecho inmensamente rico, por definicion, no ha cambiado el mundo sino que ha hecho negocio con el.
    Si la revolución de precios fuera cierta , como en una ONG sin animo de lucro, el resultado contable queda equilibrado.
    Ser rico es una cuantificación de tu propio exito monetario, pero no social y mucho menos universal.

    Aun asi, la redaccion y ajuste de ideas es impecable.

  2. Señor Insustancial Says:

    Es momento de hacerse una camiseta con el rostro de Ingvar…

    ¿Ser rico de cuenta corriente para adentro? Eso suena al capítulo del hidalgo de El Lazarillo de Tormes, muy acertado, sí.

    Sos grande…por cierto, que a lo mejor, hay que irse a vivir a Extremadura que está tirado de precio en esta época del año…

    Un abrazo,

  3. Toni Nievas Says:

    Tiene mucho parecido con otro grande, Stan Lee.

  4. Señor Insustancial Says:

    Me he liado la manta a la cabeza:

    Boyeroesguay.blogspot.com

  5. Tarantino Says:

    Sí, vivir dignamente en minipisos de 30 m. con muebles de Ikea que te tienes que hacer tú y pagando hipotecones de 800 o más € al mes y subiendo. Que además cuando has terminado de pagar lo has hecho por dos veces, una al antigua propietario y otra al banco de turno.
    Y lo peor es cuando la novia el sábado te da la gran noticia de que “ya ha llegado el nuevo catálogo de Ikea…”. Y una vez allí ni siquiera la puedes esperar en el restaurante con productos “bio” (cómo no) porque es muy importante que vayas con ella para asentir, “sí cariño, muy bonito el posavasos…”.

    Creo que era otro tipo de dignidad la que inspiró a alguien que murió haciendo frente a la mayor potencia económica y militar de la historia de la humanidad que muy probablemente ha ayudado a través del modelo bancario financiero internacional a que las cosas estén como hoy están. La dignidad de los que no tienen ni siquiera para un minipiso de 30 m. en Latinoamérica, Africa y Asia.

    Pero bueno, afortunadamente para nosotros, este hippy enternecedor fue asesinado por la CIA y no pudo hacer nada más por la humanidad. Es muy ingenuo querer cambiar el mundo aunque estés movido por ideas como justicia o libertad y sobre todo es de tontos morir en el intento. En cambio es de listos aprovecharse de la coyuntura y forrarse de manera totalmente oportunista fomentando el consumismo puro y duro, el emocional, el que te hace que te encariñes con tu silla porque al fin y al cabo es un producto de tu esfuerzo.

    Bueno, el tema está en el fondo. Quizá los dos perseguían un fin social. Pero uno era un guerrero luchador movido por la justica y el otro un emprendedor oportunista movido por ????

  6. elsonidoylafuria Says:

    Bueno, antes que nada, quiero decirte que estás en un blog de humor🙂 A mí el Ché me parece un señor que se tomaba muy en serio así mismo, tanto como para creerse que tenía solucciones para todo un continente, y después para toda la humanidad. Yo ni siquiera tengo solucciones perfectas para ordenar mi mesa.
    A mi los visionarios me caen gordos, ya se llamen Obama, Bush o Ché Guevara. Y luego, alguien que se va a la selva a redimir a la humanidad, me produce ternura. Alguien que ama a la humanidad me parece, en principio, tonto. ¿Es que el Ché no tenía vecinos para saber cómo es la gente?

  7. paseandoporaqui Says:

    Que malos vecinos tienes… tan malos que te hagan no amar la humanidad.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: