Archivo para febrero 2009

¡ES LA HEDUCACION, IDITOAS!

febrero 4, 2009

_39316298_python_ap_story2031 Durante los últimos 30 años, ninguno de nuestros líderes de talento le ha llevado la contraria a nuestro desarrollo económico. El modelo estaba basado en sueldos baratos (becarios, inmigrantes) y mucho mucho cemento.  Como por arte de magia, nos caemos de un guindo y nos damos cuenta que el emperador estaba desnudo. Que hay países en Asia donde los chavales hablan idiomas y encima saben sumar y restar. Y no hacen botellón porque les cortan las manos. 

Los expertos nos recuerdan ahora que debemos invertir en Investigación y Desarrollo. A ser posible debemos conseguir que un chaval poligonero se convierta en 4 meses en un cerebro del instituto tecnológico de Machachuchet (como diría Maleni).

A mí me parece que los árboles no nos dejan ver el bosque. Tenemos un país muy majo para tumbarte al sol y tomarte una sangría. Y a la hora de innovar, se nos da bien encontrar métodos para no pagar multas y escaquearse de Hacienda. ¿ I+ D? Como demuestra la prensa del corazón, somos una potencia en Investigación de vidas ajenas. También tenemos buena mano  en el Desarrollo de la lentitud en el pago (como ha puesto en evidencia el empresario que intentó quemarse ayer) Pero por lo demás, es una pena que los incendios estivales no  arrasen todo el país de una vez para empezar de nuevo.

Nuestra mentalidad se refleja en el cine perezoso que hacemos. Aquí no podrías rodar algo como Oceans Eleven, once mentes privilegiadas, cada una buena en una cosa, que deciden cometer un robo. Un guión así no se te ocurre. No nos parecería verosímil. Para empezar, tendrías que encontrar a once amigos con mentes privilegiadas, once tíos cuyos cerebros no estuvieran destrozados por la farlopa… Y eso, compañeros, es dificil.

Anuncios

LEVANTANDO EL ANIMO DEL PERSONAL

febrero 3, 2009

Hace años que ya nadie canta eso de “ESPAÑA CAMISA BLANCA DE MI ESPERANZA”. Creo que lo peor de esta crisis no es el latazo mediático, ni las desgracias personales. Ni siquiera ese tono de desastre natural que lo invade todo, como si la opción de enladrillar el país fuera más lógica. No, amigos. Lo peor de esta crisis es que los músicos no están a la altura del grave momento histórico. Si en la Transición cantaban “Al alba, al alba”, ahora solo tenemos  a Melody, la del baile del gorila. Que no es por nada, pero carece de aliento épico.

Yo llevo un tiempo creyendo mucho en la épica individual. En la gente que se supera a sí misma, como la ministra Maleni, que hace unas croquetas insuperables.

En mi opinión, el origen de la crisis está en la falta de buenos poetas que inspiren los valores del personal. La decadencia de nuestra civilización empezó el día en que los músicos dejaron de alterar los corazones para dedicarse a componer polítonos. El día de mañana verán las letras de nuestras canciones y comprenderán lo enfermos que estábamos.