SI TE DICEN QUE LE ADAPTES

El gran Marsé anda mosca. No está contento con las adaptaciones de sus libros. Lo curioso del caso es que después del primer fiasco, no haya escarmentado. Opciones tenía. Negarse a vender los derechos cinematográficos, protegerse mediante cláusulas del tipo “el escritor debe aprobar el guión” o colaborar en su escritura. Quizás Marsé no se ha planteado que sus novelas, como las de García Márquez y tantos otros, no suelen pivotar alrededor de una trama (trepidante) y sí sobre otros elementos como la atmósfera (es dificil hacer una peli solo de atmósfera), la memoria, los recuerdos, o la melancolía de una época pasada.  Es algo que no le pasa a Galdós, pero sí a Valle (“el mundo de Valle”) y a tantos otros.

En la literatura española, sobre todo en la de cierto caché cultureta, suele darse una ausencia de historia en el sentido anglosajón (story). El propio Paco Umbral lo decía: “A mi la story me la mea”. Predomina en la mayor parte de nuestras novelas un gusto por lo discursivo, la ambiguedad, el pensamiento interior…Perez Reverte se olvida de eso y se apunta al género de aventuras. Crea a un gran personaje, pero sus novelas carecen de tramas consistentes.  Eso explica que Alejandro Dumas haya sido llevado al cine con éxito y el escritor de Cartagena no.  

Marsé, que va tanto al cine, deberia saber que en Hollywood miran a los libros con lupa. Que cuando el bueno de Eastwood decide adaptar una novela, suele escoger un  best seller donde predomina la acción, la trama (salvar a un condenado a muerte; encontrar al asesino de una niña, etc). Creo que un simple ejercicio de literatura comparada da las claves. Nuestra literatura tiene unas constantes (repetición de temáticas, gusto por el realismo social, ausencia de otros géneros; pequeñas historias intimistas) que suelen conducir a un gran fiasco en pantalla.

Como Marsé sigue pensando que los guionistas somos un puñado de tipos garbanceros, quizás debería convencer a algún profesional europeo o americano para que le hinque el diente a sus novelas. Seguro que allí encuentran la forma de que sus historias se transformen en un espectáculo audiovisual que reviente las taquillas. Ya sabemos que él es muy grande para tan poco país.

Explore posts in the same categories: Actualidad

Etiquetas: , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

11 comentarios en “SI TE DICEN QUE LE ADAPTES”

  1. Soldadito Pepe Says:

    Eso de que las tramas revertianas son inconsistentes es una opiniòn, supongo. La mía (y la de mis alumnos de Literatura) es exactamente la opuesta: creo que es un maestro de la trama. Y el New York Times Book Review, también. Dos a uno, por lo menos. Un saludo.

  2. Juan Solo Says:

    Me descubro ante usted, señor Clavijo.

  3. elsonidoylafuria Says:

    El hecho de que sus novelas tengan episodios brillantes y numerosos saltos en el tiempo no significa que den pie a una trama que quede bien en cine. Aunque las novelas enganchen o sean absorventes…En fin, creo que la trama literaria y la trama cinematográfica tienen particularidades distintas. Y que la forma de narrar que tenemos por aquí hace que muy pocas novelas españolas puedan ser adaptadas generando magníficas películas. Las decepciones suelen ser la norma. Saludos🙂

  4. McNulty Says:

    Cuando leí Territorio Comanche, hace un montón de años, lo primero que pensé al acabarlo es que se podía hacer una peli fantástica tal cual estaba. La estructura era perfecta, basada en continuos flashbacks mientras los protagonistas esperan a que un puente sea volado sobre el río Drina. Cuando vi la adaptación de Gerardo Herrero -infausto sea su nombre- se me cayó el alma a los pies.
    ¡Hasta que punto se puede convertir en mierda el mejor de los materiales!

  5. elsonidoylafuria Says:

    Yo también leí la novela y me gustó, pero de manera objetiva, en Reverte hay menos situaciones emocionantes de lo que parece a primera vista. Territorio Comanche es una novela vibrante y discursiva, pero no olvides que un plano puede resumir 40 páginas. ¿Y después qué cuentas?
    Ahora estoy con Galíndez, que está muy bien. Pero en líneas generales su adaptación plantea los mismos problemas que, pongamos, Soldados de Salamina. Creo que es el tipo de literatura que hacemos. Con Galdós, que viene del folletín, no pasa.

  6. Gonzo Says:

    no conocía su blog, pero realmente interesante su texto. Reconozco no haber leído a Marsé (mea culpa), y no conocer su obra litararia, pero sí he visto alguna adaptación (que no me ha gustado) y usted da en el clavo con el tema del argumento. Creo que tiene algo de razón en el ejemplo que ha dado de Reverte, cuya obra nunca ha sido llevada al cine de manera afortunada, y puede que porque sus argumentos sean débiles, eso es algo discutible seguramente, pero lo que realmente me interesa de su planteamiento es el asunto del argumento sólido basado en una obra literaria, aunque la obra literaria sea floja. Desde mi modesta opinión, creo que el guionista está para algo. Uno puede coger simplemente una idea, o un contexto, o una trama, o un personaje, de una novela y construir luego todo un argumento. Es más, para mí ése es el ejemplo de gran adaptación. Lo de adapatación fiel al original es algo que me hace gracia. Hay libros, desde luego, que son adaptables enteritos (El silencio de los corderos a mí me pareció casi un guión), pero otros de donde sólo es adaptable algo, o un parte, o muy poco, o un idea. El paciente inglés (guste más o menos, a mí me maravilla) es un ejemplo de construcción de un gran argumento sobre una novela muy compleja de adaptar. Mérito: del guionista, en este caso Minghella. Y precisamente hay otro gran ejemplo en una gran peli de Eastwood. Million Dollar Baby es una increíble adaptación de un magnífico libro de relatos boxísticos, donde Paul Hagis supo construir un argumento central a partir de uno de ellos, y coger retazos de otros para las tramas secundarias (el chico del hielo, el personaje de Morgan Freeman). Por cierto, Eastwood es un ejemplo (por muchas cosas) de lo que debe hacer un productor y director en cuanto al respeto hacia el oficio del guionista, y la prueba su última película Gran Torino, obra de un guionista novato.

    Y esto último me viene a pelo para hacer un comentario final sobre el eterno debate del cine español. Como guionista que debo de sobrevivir con otros trabajos (probablemente por mi culpa), mi único anhelo es poder tener como oficio escribir pelis, o al menos un poquito. Y creo, y con ello termino, que una de las muchas responsabilidades a este problema (puede ser que no haya talento, pero yo no lo creo) se encuentra que el guión y la historia (o argumento) importan muy poco en el cine de por aquí. La pregunta es: ¿llegarán a nuestro cine algún día productores que le den la importancia a este asunto de escribir, que cuiden el guión, que se atrevan a tener guionista y director en diferentes personas, que paguen tratamientos y reescrituras a precios razonables (o que los paguen), que cultiven y fomenten el oficio de escribir historias para la pantalla, que ha hecho de este invento el mejor del mundo?

  7. Creu Says:

    Le doy la razón en casi todo, salvo en lo de Perez-Reverte. No hay nada más que ver la de Alatriste, echada a perder por un mal director y un guión de mierda.


  8. Hay que ser muy psicópata, pero muy psicópata, para obligar a leer a Pérez Reverte en Literatura. Así hacen luego, que huyen de los libros sin mirar atrás. Este es el que se quiere hacer el interesante para saltarse el programa de lecturas (que por supuesto es aberrante).

    Como el del guión de mierda. Siempre la culpa es del guionista, que es una puta de la literatura.

    Qué aburrimiento de gente.

    (vengo desde el guionista Perplejo: muy buenas, sus cositas, don Clavijo)

  9. Jim Says:

    Hola,
    Dime una dirección de e-mail donde escribirte. Tengo una información que quizá te interese incluir en tu blog.

    Un saludo.

  10. Hache Says:

    Que sí, Carlos, que sí: que ahora los guionistas estáis (estamos) todos muy cabreados con Marsé porque ha dicho lo que ha dicho. Pero habría que ir a la base de lo que ha dicho y no a escribir meros posts de pataleta y el scattergories es mío. Si has leído a Marsé sabrás que hay acción y no sólo ambiente. Ahí tienes Si te dicen que caí, El amante bilingüe o Últimas tardes con Teresa, por poner un ejemplo.

    Hablas de Paco Umbral, pero se te olvida que el propio Umbral no era narrador ni se las daba de tal, ni era lo que pretendía. En cuanto a Galdós, como tú mismo recuerdas, era y de los buenos. Ahora falta que me digas una buena adaptación de Galdós (donde hay acción trepidante) al cine español. Fortunata y Jacinta, por ejemplo, se hizo serie, y de hace bastantes años. Desde entonces ¿dónde están los guionistas / directores que le han hincado el diente? ¿Garci, con ese rollete que fue El abuelo?

    Dices, por último que “Nuestra literatura tiene unas constantes (repetición de temáticas, gusto por el realismo social, ausencia de otros géneros; pequeñas historias intimistas) que suelen conducir a un gran fiasco en pantalla.”

    Con respecto a ese párrafo, estaré completamente de acuerdo con él si después de “nuestra literatura” añades “y nuestro cine”.

    Un saludo,

    H


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: