LA TEORIA DEL VALOR

Parece que unos cuantos años de crisis, estancamiento, o rebote en forma de uve beneficiarán a nuestra formación colectiva. Después de tantas noticias y tantas tertulias, la gente empieza a comprender la economía. Por fin. Ya era hora. Es como si dijeran: “Lo sabemos todo sobre Umberto Janeiro. Pasemos ahora a Addam Smith”.

El filósofo J. A. Marina dice que para saber cómo es un país basta preguntarse cuánto paga a sus futbolistas y cuánto paga a sus investigadores. Convendrán conmigo que el calculo no nos deja en buen lugar.

El fichaje de Cristiano Ronaldo ha sido explicado en términos de lo que aporta al Club. Usando metáforas se nos cuenta que al comprar al jugador, Florentino ha comprado en realidad una tuneladora.   También podría ocurrirle lo contrario. Pensar que compra una tuneladora y que le salga una aspiradora como Maradona.

Para que el personal no se subleve, se dice que Cristiano Ronaldo aporta mucho valor. Por eso se le paga tanto. Algo similar ocurre con Belén Esteban. Aporta mucho valor a su cadena. Eso expresa la diferencia salarial entre un redactor que sabe escribir y una mujer que se tiró a un torero y patea el castellano. Como pueden imaginar, la teoría del valor no es muy justa.

El mismo mensaje se está trasladando al periodismo. En la era de Internet, el periodista ya no aporta valor. Por eso unos 50.000 se han ido a la calle. El valor para levantarse temprano, cobrar poco o soportar la rueda de prensa de un palurdo ya no computa. 

Hoy, la teoría del valor empieza a aplicarse a todo. A la inversa, podría decirse que algunas cadenas se hunden porque la audiencia no tiene valor para verlas.

Explore posts in the same categories: Actualidad

Etiquetas: , , , , , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

2 comentarios en “LA TEORIA DEL VALOR”

  1. sirventes Says:

    La teoría es impecable. Un bien es caro porque aporta un valor a un producto que más tarde será vendido. Es fácil calcular el valor del producto final con o sin el bien analizado. La diferencia es el valor. En el caso de personas ( para saber su valor debemos saber cuánto en cuanto varia el precio del producto final al que colaboran, donde precio=valor. En el caso que nos ocupa el precio será lo que los anunciantes quieran pagar por emitir las imágenes y los consumidores quieran pagar por merchandising (entre los que incluimos los periódicos). O sea que el valor del futbolista, la pedorra o los periodistas se basa en el interés que generan en el público. Así que volvemos al principio de tu post: “para saber cómo es un país basta preguntarse cuánto paga a sus futbolistas y cuánto paga a sus investigadores”.

  2. Viqui Says:

    Como siempre, me basta leer tu opinión para saber lo que opino yo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: