LA ESPERANZA DEL SENTIDO COMÚN

A los países latinos suelen molarnos mucho los funerales. No en vano, creamos una figura laboral: la plañidera. Trabajaba por horas, estaba disponible en cualquier momento y su oficio consistía en llorar y armar bulla.  Este culto al muerto puede verse en el trato que dan nuestros medios a las noticias. Una semana de duelo para Michael Jackson, un muerto en los Sanfermínes, un bebé muerto en un Hospital y un buen puñado de pasajeros iraníes desparramados en las arenas del desierto.  Noticias de muertos para periódicos muertos.

En España, las lágrimas no nos dejan ver lo que queda de bosque. Pero tenemos al bueno de Obama, rompiendo con una vieja forma de pensar, pasándose las doctrinas por el Wifi. Hoy mismo se desmarca de la postura de Marruecos sobre el Sáhara y suspende parte del acuerdo de embargo sobre Cuba. En un chás. Rapidito, rapidito, vamos, vamos…Pero en el horizonte vienen otros cambios de mayor calado. El coche eléctrico mandará al baúl de la Historia a todos estos regímenes del Golfo Pérsico, y no solo, que han marcado la agenda global. Quizás entonces podamos decirles que lo de cortar manos a los ladrones y ahorcar a los gays no nos gusta. Por ahora, tenemos que callarnos.

Obama parece haber enterrado el cinismo en la política. Ni siquiera proporciona buen material a los cómicos de su país. En el colmo de la lucidez, los americanos han elegido a un Presidente que no tiene nada de ridículo. Poco a poco se van rompiendo las cadenas y regresa el sentido común. Mientras tanto, en España seguimos de brazos cruzados, en señal de duelo, velando a los cadáveres, justificando nuestra falta de acción porque aún estamos en mitad de un eterno funeral.

Explore posts in the same categories: Actualidad

2 comentarios en “LA ESPERANZA DEL SENTIDO COMÚN”

  1. antoño Says:

    Una puntualización: Obama no ha suspendido parte del acuerdo de embargo. Lo único que hace es mantener una iniciativa que inició Clinton y continuó Bush de no aplicar una parte de la ley Helms-Burton.
    A veces la obamamanía tampoco deja ver el bosque

  2. elsonidoylafuria Says:

    No, si tampoco soy muy obamaníaco, pero sumando lo del Sahara, lo de Cuba, su ridiscurso visitando Oriente Medio, ya tenemos algo distinto a todas esas políticas diseñadas desde un refugio nuclear.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: