CONOCER A TU PUBLICO

Durante una semana, he tenido cerca de casa las fiestas de San Cayetano. Ya sabéis, una tómbola trucada, una caseta de tiro, un chiringuito especializado en la carbonización de los alimentos y una orquesta de mucho chimpún. Son unas fiestas castizas, donde los vecinos más mayores se visten de chulapos. Pero mi barrio está lleno de gafapastas que arquean las cejas al toparse con un lodazal populachero. Aunque la gente se lo ha pasado bien, el gafapastismo ilustrado no se ha dejado ver. Es algo triste, porque indica que hay una brecha entre dos generaciones. Las boutiques de Chueca tienen más tirón que el traje de chulapa. Los recuerdos sobre el arte del chotis se perderán como lágrimas en la lluvia.

Confieso que tengo debilidad por este tipo de fiestas. Se aprende mucho. Por ejemplo, el dueño de la tómbola buscaba atraer al personal con lo último en gadgets electrónicos. Golosinas para cualquier gafapasta, pero veneno para las abuelas y los jubilados que habrían preferido la clásica olla Express o un medidor electrónico para la tensión.

 Si el encargado de la tómbola se ha pegado un severo castañazo por no conocer a su público, algo similar ha ocurrido con la caseta de tiro. En principio, su oferta de regalos tenía un sabor más tradicional. Un peluche, una cartera y una botellita de minibar. Nada de cachivaches tecnológicos. Pero quizás demasiado poco para atraer cada año a los abueletes. Es lo que tiene ofrecer los mismos regalos desde 1980.

El más listo ha sido sin duda el dueño del chiringuito. Pensando que iba a establecerse en La Latina durante una semana, podría haberse dejado llevar por el mismo error que el dueño de la tómbola. En lugar de chistorra, gallinejas, pulpo y pinchito moruno, podría haberle dado por ofrecer ensaladas con nueces, smoothys y bizcochos ecológicos. Pero el tipo sabe que no dirige un Starbucks. Y que a su clientela le mola la grasilla. También sabe que cualquier atisbo de higiene podría haber sido considerado como sospechoso por parte de su público. Así que el aroma a aceite recalentado ha llenado la brisa nocturna, y yo me he dormido satisfecho, sabiendo que por fin la oferta y la demanda se daban la mano.

Explore posts in the same categories: Actualidad

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

3 comentarios en “CONOCER A TU PUBLICO”

  1. Sor_Auri Says:

    Donde se ponga el chiringuito de bocata de chorizo grasiento acompañado de su correspondiente mini de cerveza, que se quiten las ensaladas de nueces y rúcula.. que las fiestas de San Cayetano, son para estar en la calle con la gente del barrio.. Ver a los abueletes marcarse un pasodoble agarraos y ver como intentan ganar el peluche del pokemos para la nieta.. Las abuelas dejarse los ojos en la tómbola/loteria y volver cargadas de regalos..
    En septiembre son las fiestas de mi barrio.. La Elipa.. No tiene tanta enjundía, pero están muy bien.. Quedas oficialmente invitado!!

  2. Juan Solo Says:

    ¡Aaaaaaamén!

  3. lucia santos Says:

    jajajajaja


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: