LIBROS DE AUTOAYUDA

 Los libros de autoayuda se venden como rosquillas. Se ve que la gente necesita que le echen un cable. Como literatura, pertenecen al género tunante. Me explico: un rufián que no te conoce de nada, que ni siquiera sabe cuál es la salud de tu cuenta corriente, te explica lo que va mal con tu vida. Y lo mejor es que esa receta te vale a ti, pero también a tu vecino, que es un señor de Jaén con bigote.

Este verano les he estado echando un vistazo y creo que para que esos libros fueran de verdadera ayuda tendrían que venir con un cheque al portador de unos 300.000 euros.

El concepto es genial. En un mundo donde millones de personas quieren algo que aritméticamente es imposible para todos (sexo, dinero, amor, triunfo, felicidad), estos textos representan un consuelo. Jamás ponen el dedo en la llaga. No dicen que la empresa para la que trabajas se ha especializado en expulsar el talento, o que hay jefes tan mediocres que una ameba a su lado podría tener opciones de ganar el Nobel. Nunca echan la culpa a la sociedad, ni a las heces humanas con carnet de identidad que te rodean. La culpa es tuya, jolines, que no te adaptas al hermoso fluir del universo.

El libro de autoayuda jamás te da cera. Suelen ser 20 euros a cambio de un poco de peloteo. El autor (un hindú, un brasileño, o cualquier otro listillo exótico) te recuerda que como ser humano tú eres valioso. No solo para Hacienda, o para las cadenas de televisión. Sino valioso per se. Como criatura divina. Como trozo de carne con ojos. Tú lo vales. Uno paga para que un manual te diga lo que tus amigos y tu familia nunca te dicen. Quizás porque pasan demasiado tiempo enganchados al Ipod. O porque, seamos sinceros, tu vida no les interesa un pimiento. Vamos, que esa señora del sofá puede ser tu madre, pero tú le aburres mogollón.

Casi todos los libros de autoayuda se suelen resumir en este mantra: vive al día. Algo que los españoles sabemos hacer muy bien de manera espontánea. Vivir al día es lo que hacen las abejas y los caballos. También es lo que hacen las personas que viven en Eritrea, o en Guatemala. Así que la solución para el hombre angustiado pasa por descender un peldaño en la escala evolutiva. No pensar, dejarse llevar. Aproximarse mucho al estado de conciencia de una Belén Esteban en la costa del Azar.

Vive al día, que la hipoteca se paga sola. No te preocupes. Déjate fluir. Ocúpate del presente sin soñar en el mañana. Si el hombre primitivo hubiera leído un libro de autoayuda habría dejado de guardar grano para las malas épocas. Se habría sentado en un banco a comer pipas. La evolución se habría ido al traste y hoy no tendríamos ni piscina ni TDT.

Ahora, cosas de la vida, la crisis ha hecho que millones de personas en todo el mundo tengan que vivir al día. Según los libros de autoayuda, deberían encontrarse en el éxtasis. Por eso no me explico a qué viene tanto malestar.

Explore posts in the same categories: Actualidad

3 comentarios en “LIBROS DE AUTOAYUDA”

  1. angel Says:

    estupendo tu artículo, jajaj, eso mismo pienso yo,
    menuda mierda nos intentan vender por todos lados!!

  2. carolus Says:

    Por mi parte, os recomiendo el libro “manual y espejo de cortesanos” de C. Martin Perez, es de lo mejor que he leído. Autoayuda con muy mala leche, sin moralina y chorradas, como la vida misma.

    Saludos


  3. “y creo que para que esos libros fueran de verdadera ayuda tendrían que venir con un cheque al portador de unos 300.000 euros.”

    Con el libro ese pa dejar de fumar, pensamos qu edentro de la portada y contraportada podrian heber puesto algo para poder chupar..tipo metadona.. o metanfetamina..pa pasar mejor el mono!!!… pero no… si chupas solo sabe a carton!!!!!…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: